Si no sabes adonde vas, cualquier camino te va a llevar

Esto lo escribí originalmente el 2 de Abril de 2007 para otro blog personal que tenía.

Ahora me acordé de la canción que me inspiró para escribir lo siguiente y por consiguiente me acordé también de este post.

Varias veces pensé en publicarlo acá, y como lo volví a releer y descubrí que sigo pensando exactamente igual, y además sigo creyendo en las señales, ahora le llegó el momento de republicarlo acá como lo escribí originalmente sin modificarle ni un punto, ni una coma. Ojalá te guste.

Últimamente estoy escuchando bastante de la discografía solista del autor de la frase que dá título a este artículo, que pertenece a George Harrison y más concretamente a la canción “Any Road” de su último disco solista “Brainwashed”… ampliamente recomendable, disco imprescindible, y si todavía no lo tenés, salí a comprarlo!

Que mejor título podría haber elegido para un artículo que ni se para donde va ir… como todo este blog! …y que creo que tendrá algunos toques cósmicos a los cuales algunos no estarán acostumbrados a leer en mi, pero… fuck off!

Justamente mientras la escuchaba pensaba en la vida en general y en como todo se relaciona de algún extraño modo. Veamos, por ejemplo… Decir que “Si no sabes adonde vas, cualquier camino te va a llevar” no es diferente al final de de la película Cast away (Naufrago) en donde Tom Hanks después de lo que le pasó queda con su camioneta en una encrucijada… y la verdad es que no sabía adonde iba… tal como reflexiona él cerca del final, cuando estaba en esa isla aprendió que lo único que tenía que hacer era seguir respirando, porque no sabía que podía traer la marea al día siguiente. Un día le trajo el cadáver de otro de los tripulantes en el avión en que viajaba, otro día le trajo correspondencia que le ayudó en diferentes formas a sobrevivir en esa isla, y otro día le trajo las velas que le sirvieron para volver a la civilización.

Así que… quizás de eso se tratará un poco la vida… cuando no sabemos adonde ir, en vez de quedarnos parados, es mejor tomar cualquier camino, aprendiendo a interpretar las señales que vemos en el camino y usarlas de la mejor manera posible.

Entonces, acá hay una relación entre George Harrison y Tom Hanks, o todos los que hicieron Naufrago en todo caso. ¿Será que ambos tratan un tema que nos preocupa a todos o será alguna extraña forma de conexión, cósmica o de la que sea?

Lo primero que se me viene a la cabeza es una frase de la canción “Rising Sun”, también de Harrison y del mismo disco. La frase dice: “En el sol naciente podes sentir que tu vida empieza. El universo juega dentro de tu ADN. Hoy tenes un billón de años.”

Fuck! Que buena frase y que buena canción… ¿A quien no le gusta ver el amanecer? ¿Cuántas cosas sentimos en ese momento? Montones, pero seguramente una de esas será la incertidumbre por saber que nos va a traer la marea.

Pero volviendo a lo que estaba diciendo, y poniéndome un poco más del lado científico…el ADN es el principal componente del material genético de la inmensa mayoría de los organismos, y si bien se sabe de su existencia desde hace 100 años, todavía no pudo decodificarse completamente la cantidad de información que contiene. Esa información genética se transmite de generación en generación, y muy posiblemente ahí esté esa relación que hay entre todos nosotros, por eso: “El universo juega dentro de tu ADN. Hoy tenes un billón de años”. Sos el resultado de miles y miles de años de evolución y millares y millares de cadenas de ADN.

¿De que otra manera se podrían explicar las señales que aparecen en nuestro camino?

Tengo que reconocer que no siempre creí demasiado en esto de las señales, y que recién empecé a creer en ellas a partir de que conocí a Mariana (al que esto le suene como un comentario chupamedias o pollerudo, a tomar por culo, joder!… en Argentino básico, andá a cagar! Y en Ingles: fuck off! Ahí está… para que todos lo entiendan!)

Ya no creo que haya sido casual que la primer película que la invité a ver, era Serendipity (traducida acá como Señales de Amor, con John Cusack y Kate Beckinsale), ni tampoco creo que haya sido casual que la esquina en donde nos despedimos la primera vez que nos vimos haya sido en el Auditorio del Pilar en Recoleta. Mucho menos creo que varios meses después, charlando y jugando con la posibilidad de en algún momento tener un hijo juntos, varios años antes de concretarlo, el primer nombre que se nos vino a los dos a la cabeza fue Pilar.

Clickeando acá pueden entretenerse un rato leyendo la definición de Serendipia (la castellanización del término Inglés Serendipity) que comienza diciendo: “Una serendipia es un descubrimiento científico afortunado e inesperado que se ha realizado accidentalmente.”

No creo tanto en la suerte como algo que pasa simplemente porque si. En todo caso ese “descubrimiento científico afortunado” del cual habla el artículo de Wikipedia, se habrá realizado porque alguien emprendió ese camino, aunque no supiera adonde ir.

O en todo caso fue el universo jugando dentro de nuestro ADN…

Yo que sé… lo que es cierto es que si no sabes adonde vas, cualquier camino te va a llevar.

Si no sabes adonde vas, cualquier camino te va a llevar by
Share

También te podría gustar...