Material para la neurona: destruyan al álbum

Por Bob Lefsetz

Destruyan al álbum1. Es un artículo que genera ganancias para las discográficas, es como recuperan el dinero invertido.

2. Es un gatillo para publicidad.

3. Es demasiado largo. En vinilo,  te resistías a poner más de cuarenta minutos de música en un lado. Lo más clásico de los álbums dobles entra en un CD sin problemas, y el cliché es que ninguna canción podía ser un single.

4. En vinilo habían cuatro canciones claves. Las que abren y las que cierran en cada lado. El CD es incomprensible. No sabés cuales canciones debes chequear, y estás tan abrumado que ignorás todo, menos el hit.

5. Tuvo su momento de gloria con “Sgt. Pepper.” Si tenés una opera rock o algo que decir a lo largo de diez o doce canciones, adelante, creá un álbum. Pero no puedo recordar el último álbum cohesivo que fuera bueno.

6. La publicidad en el mainstream es la más debil de todas. Porque el mainstream necesita constantemente un nuevo flujo de información. Y tu producto es derribado por la porquería que presenten el día o la semana siguiente. Querés publicidad de boca en boca. Y esa clase de publicidad no funciona con álbums, pero si con canciones. Querés convertirte en viral. Eso depende de una canción, no un álbum. Los días de escuchar una canción en la radio y comprar el álbum así podías escuchar más se acabaron. No existe un solo tema que no puedas escuchar por sí solo en YouTube.

7. Los CDs en los shows son souvenirs. La gente no los compra para escucharlos.

8. El hecho que tus fans más acérrimos escuchen a tu álbum está bien si te satisface llegar solo a los acérrimos. Pero si encontrás un músico que esté satisfecho con el tamaño de su público, no es un músico.

9. Las redes de noticias fueron matadas por las noticias por cable, las cuales fueron matadas por Internet. La gente quiere lo último a pedido. ¿Y vos estás sacando un álbum cada uno o dos años? Y la radio pasa a duras penas canción por canción, si tenés suerte. En el mundo de hoy querés estar en el ojo del público constantemente. No estoy diciendo que debas hacer menos música, simplemente que no tenés que verla como un álbum.

10. Con los costos de producción y distribución tan bajos, es hora de experimentar, lo cual es algo impensable para las fallecientes discográficas multinacionales. Si sos una banda que hace heavy metal con raíces country, grabá una canción country, ¿porqué no?. El ciclo del lanzamiento de un álbum era una prisión, fuiste desencadenado, ¿porqué querés seguir adentro?

11. El público no tiene tiempo. Hay demasiados estímulos. Estás buscando la canción que pueda explotar. Y nunca sabés cual puede ser, por lo cual tenés que mantenerte creando. De otro modo, podés hacer un álbum que apeste y se acabó tu carrera.

12.El público está buscando cosas grandes. Si creas algo grande, hay montones de personas listas para hacer correr la voz. Esto es más poderoso que cualquier diario o estación de radio. Pero tu canción debe ser grandiosa, de otra manera la viralidad se enfría. Podés comprar algunas vistas en YouTube pero no podés fingir la viralidad. Murieron los viejos días de pagarle a la radio para que convierta tu canción regular en un éxito.

13. Las discográficas no quieren abandonar al álbum porque les cambia su modelo de negocios. Vos tenés que pagarle el auto a los ejecutivos, el colegio privado de sus hijos, sus vacaciones… A ellos les encanta a la vieja  usanza, y van a pelear por la vieja usanza.

14. Las bandas escuchaban álbums así que ellos quieren grabar álbums. Sin darse cuenta que la forma en que te convertís en un héroe hoy es hacer lo opuesto o una nueva manera en comparación a la de tus héroes. Vos no querés hacer lo que ya se hizo.

15. El álbum no va a morir de un día para el otro. Pero está muriendo mientras nosotros hablamos, mirá las ventas de las canciones.

16. Las ventas son minúsculas comparadas con las oídas. Estamos yendo a un mundo de oídas, ejemplo: streaming. No se trata de si lo vendiste, sino si la gente lo escuchó.

17. Vos sos víctima de demasiados álbums malos antes que vos.

18. Siempre habrá demanda por álbums de las super estrellas. Pero, ¿vos sos una super estrella? Además, hay menos estrellas que nunca. La gente no tiene tiempo para más.

19. Vos querés una carrera. Las carreras viven en las mentes de los oyentes, no en la mente de los intermediarios. El oyente no quiere nada más que música nueva. Vos no querés tener una cita con el amor de tu vida una vez al año, sino constantemente. Y no querés ir a los mismos lugares y hacer las mismas cosas.

20. Los álbums originalmente eran colecciones de 78 rps. No dejés que el formato dicte la música. Eso engendró Napster, cuando habían demasiados CDs carísimos con solamente una canción buena. Te liberaron. Nuevamente, es una tierra salvaje y no sabés adonde ir.

21. Pensá con originalidad. Que no te guste lo que a todos les gusta. Hacé una canción de veinte minutos. O una de dos minutos. Desafíate a vos mismo o a tu público. Esto estimula y crea calor. Y lo que querés es calor.

22. Los álbums gobernaron la era del rock clásico por la escasez. No podías escuchar mucho y no podías comprar mucho. Escuchabas cada canción porque era todo lo que tenías. Es como en las citas. Hace un tiempo estabas limitado a personas que conocías personalmente, ahora tu universo es… ¡el universo! ¡Podés engancharte con Rusas online! Decile a alguien que haga una cita con alguien indeseable mientras están en la Mansión Playboy. Eso es como decirle a alguien que escuche tu porquería cuando pueden escuchar la mejor música que se hizo, la cual está gratis online.

23. Los artistas necesitan ser líderes, no seguidores. En este caso, el público quiere canciones y son los artistas que están encerrados en el pasado. Los artistas necesitan estar frente al público, ¡necesitan liderar, excitar y entrar!

Imagen: Sam Wells
Fuente: The Lefsetz Letter

Si te interesó este artículo, te recomiendo que leas 7 formas de recuperar la experiencia del álbum físico con la música digital.

 

Material para la neurona: destruyan al álbum by