Allen y Bellamy hablan de piratería

En días recientes, la cantante Inglesa Lily Allen habló contra la piratería discutiendo como si el debate recién comenzara.

“Internet es la cosa más asombrosa, pero debería ser NUESTRA cosa, e irónicamente la piratería está solo sirviéndole las cosas en bandeja a las corporaciones.”

“No es justo robar el material de la gente, yo sé que es arte y no tiene un valor físico, pero hasta Shakespeare tenía acciones en el Teatro El Globo. La gente va a perder sus trabajos… Por favor, por favor, por favor… comprá un CD o un álbum en iTunes si realmente te gusta, y con la ayuda de Dios, seguí comprando libros. Si hacemos esto, realmente pienso que podemos hacer la diferencia.”

El Miércoles, Matt Bellamy, el cantante de Muse le escribió a Allen una respuesta sofisticada y sugirió un impuesto para la banda ancha.

“Mi opinión actual es que ahora compartir archivos es la norma. Esto no se puede cambiar sin atacar las percibidas libertades civiles, lo cual nunca va a caer bien. El problema es que las proveedores de internet, que están haciendo las ganancias extremas (debido a millones de suscripciones a banda ancha) no se les están cobrando impuestos y este es un problema de legislación”

“Las estaciones de Radio y TV tienen que pagarles a los dueños del copyright (tanto editorial como de grabación) una suma por usar material que no les pertenece. Las proveedoras de internet deberían pagar de la misma manera con una agencia recaudadora como PRS (el equivalente del Reino Unido a SADAIC en Argentina) que monitoreé y calcule basandose en los datos codificados (pero descargados libremente). La banda ancha hace que internet sea escencialmente la nueva estación transmisora. Este es el punto que se está perdiendo de vista.”

“También, el uso debería tener un valor. Algunos solo revisan sus emails y usan poco ancho de banda, mientras que quien descarga 1 giga por día usa muchísimo más, pero al momento de pagar, ambos pagan lo mismo. Está claro cual es el usuario que está golpeando a las industrias creativas y está claro quien no lo hace, entonces por esta razón, el uso también debería tener un precio acorde. El resultado final será una proveedora de internet monitoreada y que pague impuestos basados en el uso, lo cual asegurará la libertad del consumidor y los derechos de los artistas – el perdedor será el proveedor de internet que probablemente tenga que incrementar los costos de suscripción para compensar, pero el usuario tendrá la libertad de elegir entre chequear unos pocos emails (lo cual costará muchísimo menos que una suscripción mensual actual) y descargar toneladas de música y películas (lo cual costará un poco más que la suscripción actual, pero no demasiado más.”

Fuente: Hypebot.

Allen y Bellamy hablan de piratería by
Share

También te podría gustar...