La revista Rolling Stone, el menemismo del rock.

Berlusconi-RSEn épocas en donde en mi país la nueva Ley de Medios dio tanto que hablar, y que puso al descubierto los intereses de enormes grupos que manejan la opinión pública llevando la mirada de la gente hacia los lugares que ellos quieren, no deja de darme asco y repulsión vomitiva la tapa de Rolling Stone Italia, proclamando a Silvio Berlusconi como la estrella de rock del año.

La Rolling Stone es sin dudas una de las publicaciones más importantes de la cultura rock y con los años fue tomando ese aire de elite, en donde algunos pueden creer que lo que ellos dicen es palabra santa. Algo extraño cuando en Argentina es una publicación de nicho, y ese nicho no es justamente todo el público de rock, sino solo una fracción de el. Pero el hecho de estar tan prominentemente exhibida en los kioscos de revistas, y pegar de vez en cuando tapas como esta que atraen a otros medios, le consiguen esa percepción que puede hacer que alguien que no tiene mucha idea lo que es rock piense que Rolling Stone puede ahorrarle el trabajo de investigar e informarse como debe ser.

Pero no hay que perder de vista que sigue siendo solo otro medio. Otro medio que elige cuales notas poner y hacia donde quieren llevar tu mirada.

Lo admito, tengo un problema con la Rolling Stone desde hace años, justamente por este manejo de la información que hacen al mejor (¿mejor?) estilo Clarín. Si sos fan de KISS o por lo menos les prestaste atención durante los ‘80s sabes quien fue Eric Carr. Si sos fiel lector de la Rolling Stone, probablemente no lo sepas.

Eric Carr

Eric Carr

Eric Carr fue el baterista de KISS desde 1980 hasta 1991, año en que falleció a los 41 años debido a un cáncer de corazón, el 24 de Noviembre de 1991. El mismo día exacto en que falleció Freddy Mercury, cantante de Queen. La edición norteamericana de Rolling Stone de aquel momento obviamente le dedicó un espacio muy especial a la muerte de Mercury, sin embargo no le dedicó ni una sola línea a la muerte de Carr. Literalmente, ni una línea.

Jann Werner, editor y fundador de la revista tuvo siempre un desprecio por KISS menospreciando su aporte al rock e ignorándolos sistemáticamente en su revista. Más allá de ponernos a discutir sobre esto, creo que ignorar el fallecimiento de un músico que participó en varios discos con galardones de Oro y Platino, que giró por todo el mundo haciendo feliz a millones de fans, no solo demuestra una total falta de ética periodística y una ignorancia de lo que es el trabajo de informar, sino también una falta de humanidad increíble.

Para los que quieran saber algo más de Jann Werner, también fue co-fundador del Rock And Roll Hall Of Fame, una entidad que se encarga año a año de homenajear a las figuras que hicieron aportes significativos al rock and roll y su historia. La condición para estar en la lista de nominados es que deben haber pasado 25 años desde el lanzamiento del primer álbum del artista. Condición que KISS cumplió en 1998, año en que la banda fue la tapa de la revista Forbes por ser el artista que más recaudó con su gira reunión, y que fue el puntapié inicial para que muchas bandas se reunieran. Sin embargo, recién este año KISS está entre los nominados para ser inducidos al Salón de la Fama del Rock And Roll en 2010, habiendo sido ignorado en todos los años anteriores. Y habrá que ver si ganarán la inducción, porque el jurado todavía tiene que votar.

Es gracioso, porque ahora en su sitio web el RNR Hall Of Fame dice que KISS es una de las “pocas bandas excepto The Beatles que inspiraron a tantos chicos a agarrar una guitarra”. Sin embargo en 2007 Grandmaster Flash and the Furious Five fue inducido, y KISS ni siquiera fue nominado, por citar solo un ejemplo.

La pregunta entonces es: ¿realmente Grandmaster Flash aportó más que KISS al rock and roll?

Hablando de lo peligroso que es que un grupo o persona controle varios medios…

Volviendo a lo que me motivó a escribir esto. Ahora la Rolling Stone pone en su tapa a Silvio Berlusconi y lo nombran “la estrella de rock del año”. Un político corrupto es la estrella de rock del año.

La nota dice que “su estilo de vida es digno de las mejores estrellas del rock” y que “los Rod Stewart, Brian Jones y Keith Richards en su tiempos de oro eran sólo unos novatos en comparación con Berlusconi”.

Y remata diciendo: “Su furia vital, su estilo de vida inimitable, le han regalado, especialmente este año, una increíble popularidad”

¿Popularidad a cambio de que? ¿A cambio de cagar a miles y miles de Italianos gastándose su dinero en putas? ¿Eso es rock? Perdón, pero me parece que me perdí algo…

¿Qué valores elogia Rolling Stone con esta tapa? Ahí es donde lo relaciono automáticamente con la degradación de todos los valores que sufrimos durante el menemismo.

El rock está  muy lejos de ser garca, y el rock está lejísimos de hacerle un “fuck you” a los familiares de las victimas de Cromañon, como lo hizo la madre de Pato Fontanet en el juicio en donde ellos encima salieron, en mi opinión, injustamente exonerados de toda culpa. Eso está más cerca de Berlusconi. Un tipo que le hace un “fuck you” a su pueblo.

Entonces, Berlusconi es la definición de rock para la Rolling Stone.

Que quieren que les diga… Yo me quedo con la definición de Pete Townshend, guitarrista y líder de The Who:

“Si grita pidiendo verdad en lugar de auxilio, si se compromete con un coraje que no está seguro de poseer, si se pone de pie para señalar algo que está mal, pero no pide sangre para redimirlo, entonces es rock and roll”

Al igual que la Ley de Medios sirvió para desenmascarar el manejo que hacen algunos grupos de medios con la información, espero que tapas como la de Berlusconi en la Rolling Stone sirvan para ayudarnos a mantener la neurona atenta.

La revista Rolling Stone, el menemismo del rock. by
Share

También te podría gustar...